Este blog desea servir de vehículo de encuentro y de divulgación de los mitos latinoamericanos, para contribuir a que los antiguos personajes y situaciones simbólicas arquetípicas se contacten de nuevo con nuestras conciencias, despertando esa antigua habilidad que tenían nuestros antepasados de leerlas intuitivamente y de servirse de ellas como alimento espiritual. Para contextualizar el tema recomendamos iniciar con las lecturas de Pueblos indígenas en Latinoamérica, Pueblos indígenas en Colombia, Sentir Indígena, Definición de Mito, Consecuencias de olvidar los mitos, Mitos en Latinoamerica, Formas del Mito y Mitos de Creación. En estos últimos se desea hacer un especial énfasis.



Para hacer de este Blog un espacio compartido, agradeceremos los aportes de los lectores, ya sea para transcribir el mito de un país, como para expresar sus opiniones sobre la página o sobre algún mito en particular. En ambos casos pueden utilizar el vínculo de COMENTARIOS que hay al final de cada mito.

¡Ayúdenos a hacer de esta página un Banco de Mitos Latinoamericanos! En enero de 2016 ofrecimos unas estadísticas de las 10 páginas más vistas en el período de 8 años.








Free counter and web stats






miércoles, 19 de marzo de 2008

Sentir Indígena

La obra Latinoamérica Indígena, compilación de relatos realizada por Carlos Alzate, finaliza con la trascripción de una intervención que hizo Bunkua Nabi (Ángel María Torres), miembro de la Comunidad Arhuaca, en Foro realizado en el año 1973, en el Instituto de Ciencias e Investigaciones Sociales (ICIS). Los Arhuacos son uno de los pueblos amerindios que habitan la vertinte meridional de la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia. Consideramos de interés dar a conocer algunos apartes de sus palabras, por considerar que refleja el sentir de muchos pueblos indígenas ante la invasión y destrucción de sus tierras.
.
Mi nombre, el que me pusieron los españoles es Ángel María Torres y mi nombre indígena es Bunkua Nabi... Quiero hablarles de la lengua nuestra, la lengua mía, la len­gua arhuaca…
Nosotros no nos conocemos. Ustedes no conocen los pro­blemas de nosotros los indígenas. Nosotros no nos conoce­mos, pero la tierra es una y vivimos sobre una tierra y esta tierra nos conoce a todos. De ella vivimos y por ella existimos.
El sol es uno y él nos alumbra a todos: a ustedes y a nosotros los indígenas. El agua es una y todos bebemos de ella. La brisa es una y a todos nos visita, a dondequiera que estemos.
Ustedes no conocen las luchas indígenas ni los problemas indígenas, pero si comenzamos a estudiar nuestros problemas, cada uno comenzará a conocer el problema de cada uno, ya que el Mundo, la Tierra es una y para ella nadie es extraño, el Sol es uno y para él nadie es extraño, la Luz es una y para ella nadie es extraño, el Agua es una sola y para ella nadie somos extraños...
Nosotros los indígenas de la Sierra Nevada venimos siendo desplazados de nuestra tierra, desde hace muchos años. Últimamente se ha venido dando una lucha por la recuperación de nuestras tierras, de nuestros derechos…
(se enumeran hechos que han sido denunciados a las autoridades respectivas, sobre abusos de políticos y miembros de la policía de la región, que no ha tenido ninguna respuesta)
La tierra para nosotros los indígenas es nuestra madre. Como cada uno de nosotros, queremos a nuestra madre y la respetamos, así queremos nosotros la tierra. Este problema se está dando en todos los lugares, allí en la Sierra Nevada, en donde existimos tres grupos indígenas, Arhuacos, Kogis y Malayos. Los Kogis y los Malayos también están pasando por este problema con los terratenientes y colonos, quienes, a pesar de que son campesinos, también nos tratan muy mal a todos los indígenas de la parte del Norte y el Occidente..., los colonos están destruyendo las montañas que hay y que nosotros no hemos destruido, porque pensamos que el futuro ha de ser como nosotros lo queramos. Si nosotros queremos el bien para nuestro presente, también debemos querer el bien para el futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos y de la generación venidera.
No queremos entregarle destruida nuestra tierra a nuestra generación venidera. No queremos dejarle solamente los peladeros, los cerros... Nosotros conservamos la tierra, conservamos las montañas, conservamos todo porque pensamos no solamente en nosotros, sino en nuestros hijos, en nuestros nietos y en nuestra generación venidera. Ese es el problema actualmente sobre las tierras, sobre la destrucción de las selvas, la contaminación de las aguas y nosotros actualmente estamos enfrentándonos a todo este problema, por conservar las montañas, las aguas y todo lo que es nuestro. Digo que es nuestro, porque a ellas debemos conservarlas, y si nosotros las conservamos, ellas nos sabrán mantener bien...

También otro problema bastante grande es respecto a las autoridades: ninguna de las autoridades civiles, policivas y militares ha querido respetar nuestra autoridad interna, ya que nuestra autoridad interna está conformada por los sabios, por los mayores, quienes entienden la comunidad, conocen la comunidad. Nuestra autoridad interna ha sido maltratada por estas autoridades, por los alcaldes, por los gobernadores, quienes no nos entienden, quienes no entienden a la autoridad nuestra. Ellos quieren imponemos autoridades que nosotros no conocemos, autoridades a las que nosotros no sabemos someternos, porque ellas sólo están basadas por leyes que se han constituido para defender sus propios intereses.
Nosotros tenemos que defender todo lo que es nuestro, nuestros derechos, tenemos que defender nuestros propios valores originados, tenemos que defenderlos porque estos son unos valores que desde siglos atrás hemos venido aprendiendo por medio de nuestros mayores. Ha sido definido de generación a generación, que los mayores nos los transmiten a nosotros.
Una de las causas de que las autoridades no nos entiendan ni nos comprendan es porque ellos, en realidad, están fuera de las propias leyes, de las verdaderas leyes, las cuales, nosotros entendemos y conocemos. Las verdaderas leyes son de igualdad y comprensión los unos a los otros. Que entre nosotros no haya una dominación, que entre nosotros no haya sometimiento porque las autoridades de nosotros, ya sea el comisario, ya sea el cabildo, son iguales a cualquiera de nosotros. Allí no hay uno que sea mayor, todos somos iguales.
Actualmente los alcaldes y los inspectores han estado cambiando las autoridades nuestras por autoridades que a ellos les conviene, autoridades que les ayudan a ellos a mantener su politiquería, a mantener sus intereses económicos. También ellos han hecho que muchas gentes que no son de nuestra comunidad se mantengan en nuestras comunidades para así ellos tener la facilidad de dominamos a todos. Actualmente estamos haciéndole frente a todo este problema.
También tenemos el problema de los parques nacionales, el parque Tayrona, también el parque de la Sierra Nevada, un lugar que es agrado para nosotros, un lugar que desde siglos atrás nosotros lo hemos guardado, sabemos qué contienen, sabemos qué es la Sierra Nevada, qué son las lagunas que allí hay para nosotros.
La Corporación de Turistas quiere hacer hoteles en esos lugares, hoteles en los que para nosotros nunca habrá entrada, ni para los verdaderos colombianos… Actualmente estamos enfrentados a este problema para ver si no se hace ninguna clase de hoteles para que turistas y extranjeros lleguen a profanar nuestros lugares sagrados, a saquear nuestros lugares, a llevarse nuestra riqueza, que es una riqueza de nuestro país, una riqueza que corresponde a nuestra cultura…
Esto nos trae divisiones de incomprensión, metiéndonos distintos pensamientos de ser uno más que otro y de que uno ya comience a pensar en lo económico, de los que ya puedan tener más que los demás, y esto va en contra de nuestra misma cultura, de nuestra misma ciencia, de nuestro mismo idioma, de nuestra propia música y en contra de todo lo que es nuestro. También.. (se) quiere que nosotros nos dediquemos solamente a hacer artesanías, a que lo nuestro se comercialice y nosotros también estamos rechazando esto, porque hemos entendido que todos estos pensamientos distintos que nos traen, que se los va infiltrando en nuestra comunidad es para dividirnos, para que nos olvidemos de nuestra verdadera necesidad que es la tenencia de la tierra, de la comprensión de los unos con los otros. Esta gente lo que busca es que las comunidades nos dividamos y que no nos comprendamos y que solamente nos entreguemos a comercializarnos y nos olvidemos de nuestra verdadera necesidad, la tierra…
Debemos de ser orgullosos porque en Colombia todavía existe una ciencia y una cultura propia y si nosotros comenzamos a defender esa cultura, es una cultura de todos y no es solamente una cultura de nosotros los indígenas, no es solamente una ciencia de nosotros los indígenas, sino de todos los colombianos. Nosotros podemos aportar de lo que es nuestro para todos ustedes y ustedes aportarán para nosotros de lo que han aprendido ustedes, y nosotros aportaremos de lo nuestro a ustedes.

2 comentarios:

emiliano dijo...

...y no solo de Colombia,también está en muchas regiones latinoamericanas. El sentimiento está presente, en poco o mucho volumen, pero está. Solo hay que saberlo usar.
Saludos desde México,D.F.(Tenochtitlan)Xochimilco,donde de igual manera tenemos el sentir indigena, aunque estemos bien mestizotes.

Anónimo dijo...

saludos a los lectores y al autor de este blog.

Siento decir algo, indigena es quien se considera hijo de la madre tierra, la trabaja y lucha por ella. La madre tierra no es un espacio material, si no mas bien un espacio espiritual de cada ser vivo y no vivo, es ella quien nos sostiene en todo sentido. Y es por eso que es necesario conservar esta tierra de donde venimos y donde vivimos, sin importar las fronteras. por que es quien nos da la vida. Cuando se nos olvida que tierra no es espacio si no espiritu y vida, es cuando cortamos los arboles, contaminamos los rios y nos matamos con nuestros hermanos.