Este blog desea servir de vehículo de encuentro y de divulgación de los mitos latinoamericanos, para contribuir a que los antiguos personajes y situaciones simbólicas arquetípicas se contacten de nuevo con nuestras conciencias, despertando esa antigua habilidad que tenían nuestros antepasados de leerlas intuitivamente y de servirse de ellas como alimento espiritual. Para contextualizar el tema recomendamos iniciar con las lecturas de Pueblos indígenas en Latinoamérica, Pueblos indígenas en Colombia, Sentir Indígena, Definición de Mito, Consecuencias de olvidar los mitos, Mitos en Latinoamerica, Formas del Mito y Mitos de Creación. En estos últimos se desea hacer un especial énfasis.



Para hacer de este Blog un espacio compartido, agradeceremos los aportes de los lectores, ya sea para transcribir el mito de un país, como para expresar sus opiniones sobre la página o sobre algún mito en particular. En ambos casos pueden utilizar el vínculo de COMENTARIOS que hay al final de cada mito.

¡Ayúdenos a hacer de esta página un Banco de Mitos Latinoamericanos! En enero de 2016 ofrecimos unas estadísticas de las 10 páginas más vistas en el período de 8 años.








Free counter and web stats






lunes, 3 de noviembre de 2008

Colombia - Mito Guahibo - Creación

El pueblo guahibo está compuesto por un gran número de grupos y subgrupos que habitan en la Orinoquia, alcanzando una población de 20.000 habitantes, de los cuales cerca de 15.000 habitan en Colombia y 5.000 en Venezuela. Este mito sobre la Creación por parte de Kuwei se tomó y adaptó del documento La tradición oral de los Guahibos, de la Biblioteca Virtual de la Luis Angel Arango de Colombia:
.
Kuwei o Phurnaminali es padre, esposo y líder de un grupo de seres creadores y civilizadores. Este supremo ser espiritual fue quien a partir de sus pensamientos creó el mundo y los cielos, el agua, los árboles y los animales; y también hizo a la gente. Antes de Kuwei existió un señor de las tinieblas que era el que mandaba; nadie podía entrar porque él ocupaba el Universo. Kuemi se llamaba este ser y se concibe con la forma de una gigantesca culebra que se asocia a la via láctea.
Entonces un día Kuwei para liberar al mundo de este hambriento ser, se transformó en un pequeño insecto y logró pegarse al sexo de la hija de Kuemi que se llamaba Puakali o Maxunaxunali
. Una vez que Kuwei logra entrar a la casa de la culebra y casarse con su hija, suceden una serie de eventos en los que también participa la mujer de Kuemi, que se llamaba Yaniluawa, Tenteluwa o, Tsikiriri madre de todos los animales ponzoñosos (alacranes, culebras, arañas, hormigas).
Un día, un hijo de Kuwei, por llegar a la casa en forma de lapa, es comido por Kuemi, la culebra; entonces Kuwei, a partir de dos pedacitos de carne sobrados de su hijo, crió dos polluelos de águila que hizo crecer hasta grandes proporciones para que elevaran al cielo la monstruosa culebra que impedía la salida de la humanidad.
Con el propósito de hacer salir a Kuemi de su cueva, Kuwei creó la hormiga bachaco y cuando Kuemi se estiró a comer hormigas dejó la huella llamada "Kuema namuto", el camino del culebro, un reguero de estrellas en el cielo que también se llama Camino de San Diego" -La Vía Láctea-. En ese momento, del cielo cayeron las dos águilas, y con sus fuertes garras agarraron a Kuemi y se lo llevaron al cielo
. A partir de este momento se inicia una pelea motivada por el deseo de venganza por parte de Tsikiriri y Puakali hacia Kuwei. La suegra es comida por los peces caribes en un pozo de agua, una trampa que le preparó el yerno. Entonces queda sola Maxunaxunali, quien descubre todo lo sucedido y con un hueso de la cadera, petumatacipa, único resto que dejaron de su madre los voraces peces, cortó una pierna a Kajuyali -Orión-, otro hijo de Kuwei, quien recogió la pierna cortada y lanzándola al agua creó con ella el bagre rallado /bunujo/, y luego se sentó en el borde de la canoa con una sola pierna. Este héroe, por llamarse Yavi o Yali, se considera que es un jaguar.
Según una versión, el águila después que se comió la serpiente Kuemi, La Vía Láctea, le siguió gustando la carne humana; Kuwei había hecho un caserío muy grande y el águila por la noche aterrizaba en el pueblo y se comía la gente. Entonces Kuwei mató la enorme ave y al caer el águila en la región que, hasta entonces era monte, "lo espachurró pués su pecho era de acero y así aparecieron las sabanas entre la selva".
De esta manera Kuwei liberó al mundo de Kuemi, pero todavía no existía la humanidad.

2 comentarios:

Meche dijo...

Excelente Blog. Muy agradable de leer. felicidades. No encontré la opción de "seguir", lo cual permitiría informarse de cada entrada que vaya colocándose. Nuevamente felicitaciones por la iniciativa.
maylida armas
cuentaelabuelo.blogspot

Silvio Mendez dijo...

Gracias a las personas que dedican su valioso tiempo a la investigación y a compartir su conocimiento. DIOS les bendiga.